La psiconeuroinmunoendocrinología o PNIE, es un modelo científico, sistémico del ser humano, como una totalidad. Comprende el estudio científico de la comunicación en la unidad mente, cuerpo y ambiente, estudiando las interrelaciones  entre  el psiquismo (mente, conductas, emociones)  con los sistemas nervioso, inmune, endocrino y en conjunto, con todos los sistemas fisiológicos.

Estos sistemas mantienen un diálogo continuo, que en general no  percibimos conscientemente, pero que es esencial para nuestra supervivencia.

Esta es la ciencia que explica el por qué las emociones, conductas, actitudes de afrontamiento y pensamientos  influyen en los procesos de enfermedad y de curación.

Para que esto sea posible, las células inmunológicas deben poseer receptores para los neurotransmisores y las neuronas receptores para las citoquinas inmunológicas.

La cognición, emociones y conductas sociales del individuo tienen una expresión funcional en su sistema inmunológico y a partir de esta comprensión se puede entender cómo los pensamientos y las emociones influyen en la inmunidad, y como los eventos inmunológicos influyen en la cognición, conductas y emociones.  Por supuesto dentro de las conductas más estudiadas es cómo el estrés afecta negativamente el funcionamiento del sistema inmune. 

Respecto a la comunicación con el ambiente, estudia la interrelación con los contextos sociales, culturales y ecológicos en los cuales el individuo se desenvuelve. 

También toma en cuenta los contenidos trascendentales del ser humano o espirituales y cómo todas estas interacciones influyen en la salud. 

La PNIE le permite al médico  una visión sistémica e integral del ser humano, donde se revaloriza la ética, la relación médico-paciente, hacia una medicina más humanista. 

A la hora de poner en práctica  con nuestros pacientes todos estos estudios y conocimientos, lo que hacemos en brindarles herramientas para que ellos mismos puedan acceder a ese diálogo interno, por medio de lo que llamamos las intervenciones mente-cuerpo, algunas de ellas son: la  imaginación guiada, visualización,  respiración consciente, nutrición consciente y antiinflamatoria, prácticas de yoga, taichi y otras modalidades de movimiento corporal que induzcan a la relajación,  mindfulness o practica de atención plena, meditación. 

Desde mi experiencia como médico reumatólogo, me di cuenta que todos mis pacientes que tenían problemas de autoinmunidad como artritis reumatoide, lupus, esclerosis sistémica, vasculitis, y condiciones dolorosas como la fibromialgia, traían consigo una carga de estrés y emociones acumuladas que finalmente, con la suma de una serie de factores, (genéticos, ambientales) desencadenaban la aparición de una patología. Es de esta forma cuando en el 2014 decidí estudiar un diplomado de esta ciencia que ha dado en lo personal y para mis pacientes, un impacto muy positivo.

Autora: Dra. Eugenia Benzaquen Ríos. Artículo publicado en http://www.integrative-therapies.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s