Bailar reduce la incidencia de Alzheimer

En la siguiente infografía te muestro lo eventos que ocurren en el cerebro cuando bailamos y como puede  reducir el Alzheimer y otras patologías neurológicas.new-piktochart_190_c1b30d82f2d74cbf06d84f3e8a33da36e9ad675a

La mente, el cuerpo y la salud (Infografía)

En esta breve infografía describo como los pensamientos, emociones y conductas influyen, a través de la red PSICO NEURO INMUNOLOGICA (PNI) en tu estado de salud, conllevando a una mejoría de la misma o a una condición de enfermedad.

En el lado izquierdo observaras como   la buena alimentación, la actividad física, los pensamientos positivos te conllevan a al bienestar.

En el lado derecho observaras como el estado de  stress persistente puede llevarte a una perdida de la salud, traducido en enfermedad, tratamientos, etc.

mente-cuerpo-pni-1

ABRIL ES EL MES PARA INICIAR TU ACTIVIDAD FISICA

ABRIL, MES DE CONCIENTIZACION PARA AUMENTAR TU ACTIVIDAD FISICA

 

En el  mes de abril se conmemora el Día Mundial de la Actividad Física (el  6) y el Día Mundial de la Salud (el 7). En el 2016, estos días se ha enfocado en la concientización de prevención de enfermedades metabólicas que están cobrando miles de vidas a nivel mundial, especialmente a manos de la obesidad,   diabetes mellitus tipo 2 y sus consecuencias.

La diabetes afecta a más de 422 millones de personas en el mundo según la data de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una de las principales condiciones asociadas con la diabetes es la obesidad y el sobrepeso.

La diabetes tipo 2 es el tipo más común y representa el 90% de los casos. Es una enfermedad crónica y progresiva. Afecta la capacidad del organismo para metabolizar la glucosa y se caracteriza por la incapacidad del páncreas para satisfacer la demanda de insulina.  Se manifiesta cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o las células no responden adecuadamente a la misma.

A pesar de que actualmente existen muchos fármacos para esta patología, los hábitos nutricionales saludables y hacer ejercicio son los pilares fundamentales del manejo de estos pacientes y al mismo tiempo es el  cambio más desafiante en el estilo de vida.

Empezar a  moverse

Practicar cualquier tipo de ejercicio es muy útil  para alcanzar las metas de reducción de peso, así como también disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

El ejercicio tiene un efecto parecido al de la insulina, de regular el azúcar en la sangre. El ejericicio hace que a nivel muscular la insulina trabaje mejor, haciendo que mas glucosa ingrese a las celulas para que no quede circulando libremente en el torrente sanguineo.

Evita la diabetes y si ya está instaurada, implementa un régimen de ejercicios acorde a tu condición física, asesorado por tu médico tratante y equipo multidisciplinario.

Si deseas empezar a hacer ejercicio puedes leer el artículo escrito por mi llamado “Como empezar a moverse”.

AUTOR EUGENIA BENZAQUEN. 6 DE ABRIL 2016.

@MueveteConLaDoc
@MueveteConLaDoc

@MueveteConLaDoc

 

 

 

“Yo soy tu sintoma”

Hola, tengo muchos nombres: dolor de rodilla, grano, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, cáncer, depresión, migraña, tos, gripe, dolor de garganta, insuficiencia renal,diabetes, hemorroides, y la lista sigue y sigue. Me he ofrecido como voluntario para el peor trabajo posible: ser el portador de noticias poco gratas para ti.

Tú no me comprendes, nadie me comprende. Tú piensas que quiero fastidiarte, echar a perder tus planes de vida, todos piensan que quiero entorpecerles, hacerles daño o limitarles. Y no, eso sería un completo disparate. Yo, el síntoma, simplemente intento hablarte en un lenguaje que comprendas. Que entiendas.

A ver, dime algo, ¿tú irías a negociar con terroristas, tocando a su puerta con una flor en la mano y una camiseta con el símbolo de “paz” impreso en la espalda? ¿No verdad?.

Entonces, por qué no comprendes que yo, el síntoma, no puedo ser “sutil” y “suavecito” cuando debo darte el mensaje. Me golpeas, me odias, con todo el mundo te quejas de mi, de mi presencia en tu cuerpo, pero no te tomas ni un segundo en razonar y tratar de comprender el motivo de mi presencia en tu cuerpo.

Sólo te escucho decirme: “Cállate”, “vete”, “te odio”, “maldita la hora en que apareciste”, y mil frases que me hacen impotente para hacerte comprender. Pero yo debo mantenerme firme y constante, porque debo hacerte entender el mensaje.

¿Qué haces tú? Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con quimioterapias. Intentas días con día, taparme, sellarme, callarme. Y me sorprende ver que a veces, hasta prefieres consultar brujas y adivinos para que de forma “mágica” yo me vaya de tu cuerpo.

Y yo, cuando mi única intención es darte un mensaje, soy totalmente ignorado.

Imagínate que soy esa alarma con sirena en el Titanic, esa que intenta de mil formas decirte que de frente hay un Iceberg con el que vas chocar y hundirte. Sueno y sueno por horas, por días, por semanas, por meses, por años, intentando salvar tu vida, y tú te quejas porque no te dejo dormir, porque no te dejo caminar, porque no te dejo trabajar, pero sigues sin escucharme…

¿Vas comprendiendo??
Para ti, yo el síntoma, soy “La Enfermedad”.
Qué cosa más absurda. No confundas las cosas.
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas.
Gastas dinero que no tienes en medicamento tras medicamento. Y sólo para callarme.
Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma.
¿Por qué me callas, cuando soy la única alarma que está intentando salvarte?
La enfermedad, “eres tú”, “es tu estilo de vida”, “son tus emociones contenidas”, eso sí es la enfermedad. Y ningún médico aquí en el planeta tierra, sabe cómo combatir enfermedades. Lo único que hacen es combatirme, combatir el síntoma. Callarme, silenciarme, desaparecerme. Ponerme un maquillaje invisible para que tú no me veas.

Y sí, está bien si ahora que lees esto, te sientes un poco molesto sí. Esto debe ser algo como un “golpazo a tu inteligencia”. Está bien si por ahora te sientes un poco molesto o frustrado. Pero yo puedo manejar tus procesos bastante bien y los entiendo. De hecho, es parte de mi trabajo, no te preocupes. La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más. Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir.

Cuando yo, “el síntoma”, aparezco en tu vida, no es para saludarte, no. Es para avisarte que una emoción que contuviste dentro de tu cuerpo, debe ser analizada y resuelta para no enfermarte. Deberías darte la oportunidad de preguntarte a ti mismo: “por qué apareció este síntoma en mi vida”, “qué querrá decirme”?.¿Por qué está apareciendo este síntoma ahora?,
¿Qué debo cambiar en mí para ya no necesitar de este síntoma?.

Si dejas este trabajo de investigación, sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que has hecho años atrás. Debes consultar también con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones.

Por favor, cuando yo aparezca en tu cuerpo, antes de correr al doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo. Y entre más rápido hagas conciencia del por qué de mi aparición en tu cuerpo, más rápido me iré.

Poco a poco descubrirás, que entre mejor investigador seas, menos veces vendré a visitarte. Y te aseguro que llegará el día en que no me vuelvas a ver ni a sentir. Al mismo tiempo que logres ese equilibrio y perfección como “analizador” de tu vida, tus emociones, tus reacciones, tu coherencia, te garantizo que jamás volverás a consultar a un médico ni a comprar medicinas.
Por favor, déjame sin trabajo.
¿O piensas de verdad que yo disfruto lo que hago?
Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita.
Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia
como si yo fuera un trofeo.
Estoy harto de que digas:
“Ay pues yo sigo con mi diabetes, ya ves que soy diabético”.
“Ay pues ya no aguanto el dolor en mis rodillas, ya no puedo caminar”.
“Siempre yo con mi migrañas”.
Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.

Mi trabajo es vergonzoso. Y te debería dar vergüenza presumirme ante los demás. Cada vez que me presumes, realmente estás diciendo: “Miren que débil soy, no soy capaz de analizar ni comprender mi propio cuerpo y mis propias emociones, no vivo en coherencia, mírenme, mírenme!”.
Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa.
Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida!

De Seferino Alvarez Ramos

ENDORFINAS: Productos de tu propio cuerpo para tu salud y placer

ENDORFINAS: Productos de tu propio cuerpo para tu salud y placer

El término endorfinas proviene de las raíces griegas “endo” que significa “dentro” y morfina, de Morfeo, Dios griego de los sueños en la mitología griega.

Las endorfinas son proteínas endógenas que funcionan como neurotransmisores. Es decir intervienen en la comunicación de una célula nerviosa con otra. Son producidas en el sistema nervioso central específicamente en la hipófisis e hipotálamo.

Se liberan  en diversas circunstancias pero las más estudiadas y conocidas lo son el ejercicio físico, la excitación y orgasmo, consumo de ciertos alimentos como el chocolate y el picante, escuchar música, entre otras.

¿Que efectos tienen las endorfinas?

-Una vez liberadas, las endorfinas producen en nuestro cerebro sensaciones parecidas a los opiáceos (como la morfina, el opio o la heroína), pero sin sus efectos dañinos.

-Producen analgesia, es decir que calman dolor.

-Estimulan los centros de placer que nos dan sensaciones felices.

-Gracias a la conexión existente entre en sistema nervioso central y el sistema inmunológico (eje neuroinmunológico) protegen contra microrganismos ajenos a nuestro cuerpo como los virus y las bacterias.

¿Como el ejercicio es capaz de liberar endorfinas? 

El ejercicio intenso y/o prolongado induce un estado de acidosis en la sangre, disminuye entonces el aporte de oxígeno al músculo lo cual causa acumulación de ácido láctico y este a su vez estimula a la hipófisis para la producción de endorfinas. Una vez liberadas interaccionan con las neuronas aferentes, es decir aquellas que trasmiten el dolor al cerebro y se unen a los receptores opioides de las neuronas (mu, kappa y delta). Es asi como el ejercicio produce alivio para el dolor.

¿Como el ejercicio mejora el estado de ánimo?

Se debe a varias razones que pueden o no estar asociadas a la liberación de endorfinas:

-Aumento de la temperatura corporal.

-Olvido del stress.

-Satisfacción de alcanzar metas.

-Mirar el lugar o paisaje donde hacemos ejercicio.

-La música que suena cuando te ejercitas.

Todo esto explica como el practicar ejercicio en forma   regular, sin llegar necesariamente al agotamiento, aunado a otros factores psicológicos y fisiológicos, produce una sensación similar a la de una droga excitante, bienestar, euforia.

El estrés y la ansiedad llevan a patrones de reacciones físicas caracterizados por tensión muscular, respiración rápida y superficial, y estimulación de las glándulas suprarrenales que producen adrenalina. La acumulación excesiva de una sustancia que se libera en condiciones de estrés afecta al organismo y, nuevamente, es el ejercicio lo que nos ayuda a liberarnos del exceso de adrenalina.

Por todos los efectos descritos se conoce que el ejercicio físico es prescripto por psiquiatras y psicólogos como parte del tratamiento para la depresión y la ansiedad. El ejercicio regula la ansiedad, relaja los músculos, regula la respiración y altera la bioquímica del cuerpo.

Existen algunos indicios de que podemos hacernos adictos a nuestras propias endorfinas generadas por el ejercicio, por ejemplo: el insistir en hacer ejercicio a pesar de estar enfermo y requerir descanso o estar lesionado, cuando no se siente plenitud a menos de que se haya cumplido la rutina diaria de ejercicios, tendencia a aumentar la rutina pues con el tiempo necesita cada vez mas ejercicio para sentirse relajado, cancelar compromisos sociales o de trabajo con tal de hacer la rutina de ejercicios.

Mi recomendación, encuentra la actividad física que satisfaga tus gustos, condición física, se adapte a tu tiempo y espacio y empieza a disfrutar de las maravillas de las endorfinas.

La Risa como liberadora de endorfinas

La  Risa como liberadora de endorfinas

La risa es un acto involuntario para la mayoría de las personas.

Desde un punto de vista fisiológico, una sonrisa es una expresión facial formada al flexionar los 17 músculos cerca de los extremos de la boca, pero también alrededor de los ojos. En los humanos, es una expresión común que refleja placer o entretenimiento, pero también puede ser una expresión involuntaria de ansiedad o de muchas otras emociones (ira, sarcasmo, etc.).

Se produce cuando un estímulo —interno o externo— es procesado en áreas primarias, secundarias y de asociación del sistema nervioso central. El procesamiento de las emociones se realiza en el sistema limbico, el cual  a su vez es  responsable de losimpulsos motores que caracterizan a la risa, incluyendo la expresion facial los movimientos de los músculos que controlan la ventilacion y fonacion. Una vez procesado el estímulo, además de los actos motores automáticos mencionados, se lleva a cabo una activación autonómica generalizada, la cual tiene salida por diversas vías, entre las que se encuentran el eje hipotalamo hipofisis y el sistema nervioso autonomo. Todos estos componentes conforman la emocion, proceso que involucra, cuando se trata de alegría, el acto motor llamado risa. 

Beneficios de la risa

Favorece la producción de endorfinas que reducen el dolor físico y emocional, ademas:

  • Aumenta el ritmo cardiaco, con lo cual  quemarías más  calorías.
  • Disminuye la presión arterial de la sangre.
  • Fortalece la zona abdominal  y favorece la digestión al aumentar las contracciones de los músculos abdominales.
  • Libera la angustia, ayudando en casos de depresión y ansiedad
  • Elimina emociones negativas  y aumenta la confianza en si mismo.
  • Limpia y ventila los pulmones.
  • Relaja los músculos que se encuentran en tensión.

 

A reir!           

Autor: Eugenia Benzaquen

@MueveteconlaDoc